Dona tiempo

  • Por ayudar a los más necesitados.

  • Reforzar la autoestima.

  • Formar parte de la historia.

  • Cuidar el medioambiente.

  • Introducirte en el mercado laboral. Aunque el voluntariado no está remunerado, puedes realizar tareas que tengan relación con tu carrera u oficio, eso te ayudará a coger práctica para futuros trabajos.

  • Reforzar la empatía.


Los voluntarios son el pilar básico y la gran fuerza que tienen los Bancos de Alimentos. Suelen ser profesionales, preferentemente prejubilados o jubilados, que llevan tareas de dirección, contabilidad, almacén, transporte y aprovisionamiento, otras de apoyo jurídico, relaciones públicas, etc... 

 

Su labor se centra en la captación, organización y distribución de alimentos.


El voluntario o la voluntaria, porque se siente solidario, por satisfacción personal o por otras muchas razones, acepta un compromiso moral de ayudar seriamente a los demás, participando y colaborando con las tareas de los Bancos de Alimentos.


Los voluntarios pueden ser:

  • Estables

Colaboran con el Banco de una manera regular a partir de dos o tres días a la semana según sus posibilidades.

 

  • Puntuales

Colaboran en campañas de recogidas de alimentos y otras acciones puntuales que lleva a cabo el Banco.

 

  • Especialistas

Tienen determinados conocimientos o habilidades que pueden ayudar a la mejora del Banco de Alimentos en temas muy concretos.


El Banco de Alimentos desempeña su labor todos los días laborales del año. Cada voluntario, atendiendo a sus destrezas, habilidades y conocimientos, y por supuesto tiempo libre, se compromete con el Banco a realizar determinadas tareas para las que está capacitado. Este compromiso de colaborar con el Banco sea en tiempo o en conocimientos es conveniente que se  respete por ambas partes.

Si deseas colaborar como voluntario... solo debes completar este formulario

¿Por qué ser voluntario/a?

Ven a colaborar con nosotros
arrow&v
  • Facebook
  • YouTube